EE UU lanzó nuevos ataques al norte de Irak contra los Asesinos de Cristianos

Estados Unidos lanzó el sábado nuevos ataques aéreos en el norte de Irak después de que el presidente Barack Obama prometiera hacerlo para defender a los civiles amenazados por el avance yihadista, al tiempo que Londresy París se disponían a secundar el domingo a Washington en el lanzamiento de ayuda humanitaria.

 IRAK ATAQUES

El primer ataque, alrededor de las 3:20 de la tarde, lo realizaron cazas y drones contra blindados de transporte de tropas, y uno de ellos fue destruido, señaló un comunicado del Comando Central de Estados Unidos, que cubre el Medio Oriente.

Veinte minutos más tarde, un avión estadounidense habría destruido dos blindados y un camión de los yihadistas. Cerca de las 7:00 de la noche otro aparato estadounidense habría destruido otro blindado de transporte.

El presidente estadounidense Barack Obama prometió el sábado continuar los ataques aéreos para ayudar a laspoblaciones amenazadas por el avance de los yihadistas en Irak y abogó de nuevo por la formación de un gobierno de unión para hacer frente a los insurgentes sunitas.

Estados Unidos lanzó sus primeros ataques en Irak el viernes, cerca de tres años después de su partida, para tratar de detener el avance de los yihadistas del Estado Islámico (EI) que amenazan al Kurdistán y a miles de civiles después de haberse apoderado de grandes territorios.

Tras los ataques aéreos estadounidenses, un alto oficial en el Kurdistán iraquí dijo el sábado que llegó el momento de contraatacar.

“Tras los ataques de Estados Unidos, los peshmerga primero se reagruparán, luego se desplegarán en áreas de las que se habían retirado, y por último ayudarán a los desplazados a volver a sus hogares”, dijo Fuad Husein a los periodistas el viernes en Erbil, la capital kurda.

Los combatientes del EI se encuentran a apenas unos 40 km de Erbil, pero aún no han cruzado la frontera de la provincia autónoma.

Para el ministro iraquí de Relaciones Exteriores, el kurdo Hoshyar Zebari, el hecho de no haber ayudado militarmente a los peshmerga fue un error.

Sin embargo, consideró que los ataques aéreos estadounidenses detuvieron el deterioro de la situación sobre elterreno y ahora las autoridades federales y kurdas luchan “codo con codo en las mismas trincheras”, dijo.

Obama insistió en que lo más importante en este momento es la formación de un gobierno de unidad en Irak, porque “en ausencia de un gobierno iraquí, es muy difícil lograr un esfuerzo unificado” contra los yihadistas.

Al subrayar que las profundas divisiones étnicas y religiosas en Irak afectan a los esfuerzos para combatir al EI, Obama dijo que sería más fácil movilizar a los iraquíes y obtener apoyo internacional una vez que esté en marcha un gobierno inclusivo.

“En última instancia, solo los iraquíes pueden asegurar la seguridad y estabilidad de Irak, y Estados Unidos no puede hacerlo por ellos, pero podemos y seremos socios en ese esfuerzo”, dijo el presidente.

“Continuaremos brindando asistencia militar y asesoramiento al gobierno iraquí y a las fuerzas kurdas mientras batallan contra estos terroristas” para que no puedan establecer un refugio permanente, agregó.

El máximo dirigente chiita del país, el gran ayatola Alí Sistani, aludió el sábado al primer ministro Nuri al Maliki, deplorando que haya personas que no deseen “el bien del país”.

Francia y Gran Bretaña acordaron reforzar los esfuerzos humanitarios de Estados Unidos para ayudar a decenas de miles de civiles desplazados en el Monte Sinjar, en el norte de Irak, dijo el mandatario estadounidense este sábado. @venprensa-Infobae.