Madre Teresa de Calcuta desde hoy en los altares de la Iglesia Católica

Nacida en Macedonia y de fuerte temple, la religiosa se consagró al servicio de los menos favorecidos en la India.

 MADRE TERESA DE CALCUTA ALTARES DESTACADO

De-carácter fuerte, naturaleza rebelde, gran coraje y verbo directo, una de las mujeres más reconocidas del mundo hoy asciende a los altares de la mano del papa Francisco: Gonxha Agnes, una monja que revolucionó al mundo como la Madre Teresa de Calcuta, ícono de devoción, amor y entrega.

ECOIGLESIA-MADRE-TERESA
La ciudad de Skopje en Macedonia la vio nacer el 26 de agosto de 1910 en el seno de una familia católica. Fue la menor de los hijos de los albaneses Nikola y Drane Bojaxhiu. De crianza humilde pero férrea, comenzó a seguir los pasos de Dios en la parroquia jesuita del Sagrado Corazón cuando apenas era una niña. “No había cumplido aún 12 años cuando sentí el deseo de ser misionera”, confesó una vez.

Print
Convencida de su vocación, recibió el nombre de hermana María de Teresa a los 18 años de edad en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María en Irlanda.
La “esposa de Jesús para toda la eternidad”, según ella misma se calificó, llegó a Calcuta (India) el 6 de enero de 1929. Primero se dedicó a la enseñanza.
Fue en 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling, cuando recibió la inspiración de trabajar con “los más pobres de los pobres” y dos años después vistió por primera vez el sari blanco orlado de azul.

Dijo que recibió el llamado de Jesús para fundar la congregación de las Misioneras de la Caridad en 1950. El grupo que comenzó con 12 religiosas en Calcuta hoy cuenta con más de 4.500 en el mundo. En Venezuela se estableció la primera congregación fuera de la India, en 1965, en el estado Yaracuy.

Ganó el premio Nobel de la Paz en 1979. Rompió el protocolo al exigir que los 73.000 dólares del galardón más los gastos de la cena de homenaje se donaran para la asistencia de los menos favorecidos. “Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal”, es una de sus frases más célebres.

A la Madre Teresa no le gustaba que le tomaran fotos y menos si eran para publicidad. Cuando tenía que ser fotografiada le pedía a Dios que por cada toma se salvara un alma. Sin embargo, posó con personalidades del siglo XX.

El mundo lloró su muerte el 5 de septiembre de 1997, pero su huella quedó intacta en el imaginario religioso. El 19 de octubre de 2003 fue beatificada por el papa Juan Pablo II.

Su primer milagro, reconocido por el Vaticano, fue curar a una mujer víctima de un tumor superado gracias a que se le colocó la imagen de la Virgen en una medalla que perteneció a la Madre Teresa.

Misioneras de una Venezuela en crisis

En el barrio Mirabal, en Catia La Mar, están las Misioneras de la Caridad, congregación que se estableció en Venezuela el 19 de marzo de 1970 para asistir a niños con discapacidad motora y parálisis cerebral. En la entrada de la capilla, una efigie tamaño real de la Madre Teresa recibe a los visitantes.

En la Casa Hogar actualmente hay 19 niños con síndrome de West, y solo uno de ellos puede caminar. La hermana Clara Marie explicó que la mayoría “fueron abandonados y algunos han sido llevados por la Lopna”.

MADRE TERESA
“Los niños no se pueden mover, les damos de comer, los bañamos, los sentamos y los acostamos. Es un trabajo que nos recuerda que hemos sido creados para amar y ser amados”, narró la religiosa.

La madre superiora Rubella, de trato amable, comentó que por la crisis económica y la escasez, en más de una ocasión, han estado a punto de quedarse sin los medicamentos indispensables para los niños, pero que siempre hacen todo lo posible para conseguirlos.

Rubella dijo que cuentan con beneficiarios que las ayudan a conseguir comida y medicinas aunque “cada vez es más difícil”. Para las misioneras una vía para conseguir insumos es “pedirle a las hermanas que vienen a Venezuela que por favor traigan los medicamentos”.

No faltan colaboradores en la Casa Hogar, como Yajaira León quien dice tener una salud precaria, pero que se mantiene en pie porque siempre le pide a la Madre Teresa que la ayude y “en más de una ocasión me ha asistido, dijo.

La Madre Teresa también es inspiración para la terapeuta Scarelyn Rosas quien cree que la santa es quien le da la fuerza para trabajar con los niños.

El favor divino aprobado para la canonización se produjo en 2008. Un brasileño, que sufría de problemas cerebrales se salvó después de que su esposa pidiera ayuda de la beata. @venprensa- Infobae.


VENPRENSA PIE DE PAGINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *