LA MAMÁ GUAPA Y APOYADA: Año nuevo ¿Vida nueva?

¡FELIZ AÑO NUEVO 2018! Después de unas merecidas vacaciones nos encontramos nuevamente.
Saludos a todos, me encanta coincidir con ustedes en este encuentro como todas las semanas y el primero de este año.
Con el inicio de cada año tenemos la posibilidad de comenzar nuevas metas, plantear nuevos objetivos, empezar aquello que dejamos pendiente y cumplir con esos propósitos que dejamos inconclusos de otros años. Y hoy más que como mamá, escribiré como una mujer que quiere seguir adelante a pesar de cualquier obstáculo.
Quizás, por nuestro entorno, comenzar este año puede ser bastante difícil, por situación país, economía, distanciamiento familiar, migración, entre otros aspectos que podrían ser motivo de desmotivación, sin embargo les digo NO HAY QUE BAJAR LA GUARDIA, por muy cuesta arriba que se nos ponga la montaña ¡Comenzar un año cabizbajo es lo peor que podemos hacer!
Comenzar un año significa que tenemos la oportunidad de escribir una nueva historia y con ello escoger que plasmaremos en esas hojas de nuestro libro llamado vida ¿Entonces? ¿Vale la pena derrumbarse o entregarnos porque todo tiene un rumbo muy difícil afuera? No la vale.
En este año tenemos la oportunidad de comenzar y esa palabra “COMENZAR” PUEDE TENER MUCHOS SIGNIFICADOS, tomemos eso de “año nuevo, vida nueva” de forma literal y comencemos de cero: aquí o en otro país, cambiando de trabajo, poniendo fin a una relación tóxica o simplemente avanzando. Eso de año nuevo, vida nueva, vale la pena aplicarlo. Ya sea eliminando un mal hábito que por fin abandonemos este año, comenzar a rebajar, aprender a comer o aprender a hacer cosas que antes no habías hecho. Simplemente atreviéndonos.
Agradezcamos el hecho de estar vivos, porque cada vez que respiramos y estamos sanos es un regalo de Dios, así que aprovechemos nuestra salud, para activarnos en cosas positivas y favorables para nosotros y nuestro entorno.
Puede que este año para la mayoría no se pronostique de la mejor manera, pero está en cada uno de nosotros saber cómo afrontar esa realidad que no nos gusta, que nos asusta y nos preocupa. Mis líneas hoy, van dedicadas a ti, que probablemente sientas temor de lo que sucede o de lo que está por suceder. Te digo: ¡NO TEMAS!
Para mí,  este 2018 es un año de retos, de cosas buenas probar, de retos que experimentar, de adquirir y probar experiencias de aquello que antes no he hecho y de colocar todo en manos de Dios y fluir… ¿Qué tal te parece plantearlo así? Obvio cambia el panorama.
Entonces sí vale la pena aplicar eso de año nuevo, vida nueva. Porque todo será tan posible como tu trabajes por ello.
Y recuerda… ¡La vida es muy corta para ser tomada tan en serio, vive tan sabroso que te quedes sin aliento! Hasta un próximo biberón padres  y madres.@venprensa – @JACMIBELROSAS.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *