#4Feb: Oficialismo se moviliza para recordar día cuando Chávez intento golpe de estado contra CAP

En la ciudad de Caracas se realizará este día (2018)  una movilización convocada por el oficialismo y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)  para recordar los 26 años de la rebelión militar del 4 de febrero de 1992, liderada por el fallecido expresidente Hugo Chávez Frías, en contra de las políticas económicas del gobierno a cargo del socialista venezolano; Carlos Andrés Pérez, ese día perdieron la vida en la toma de VTV y otros espacios .

La citada  marcha, que comenzará a partir de las 9:00 de la mañana, tendrá dos puntos de partida, el primero saldrá desde la sede de Cantv, ubicada en la avenida Libertador y pasará por la avenida Urdaneta. El segundo partirá desde la avenida Fuerzas Armadas a la altura del Helicoide, hasta llegar al Palacio de Miraflores, donde se realizará un acto por el denominado;  “Día de la Dignidad Nacional”.

Víctimas  de la fallida intentona golpista del 4 de Febrero de 1992:

PULSE AQUÍ: LISTA DE MUERTOS 4F

 

Civiles

Noelia Lorenzo Parada. Tenía 9 años de edad. Recibió una bala de FAL en la cabeza cuando los Insurgentes iniciaron la toma de Miraflores, vivía en La Avenida Sucre era una alumna brillante del Colegio Teresiano de La Castellana. Era la hermanita mayor de tres niñas de una familia Uruguaya, era también una excelente alumna en la Escuela, hoy tuviera 21 años de edad.

Echarta Gaiska. Tenía 20 años y era estudiante de Ingeniería. Recibió una bala de FAL cuando los insurgentes iniciaron el asalto a la Carlota.

Migdalia Antonia Delgado de Marquina. Tenía 30 años y era Dirigente Estudiantil. Recibió un disparo de FAL en la cabeza, disparado por los rebeldes en La Base Aérea La Carlota, su hijo de 3 años recibió una herida rasante de FAL en la cabeza. Dejó otro hijo en aquel entonces de 6 años. Era hija del Jefe Civil de Chacao.

Hugo Orlando Villarte Mejías. Tenía 40 años. Trabajador de la Torre La Primera. Muerto a balazos por francotiradores en el “23 de Enero”.

José Enrique Ordaz. Tenía 44 años, era Escenógrafo de Arte TV, recibió un balazo en la espalda cuando militares insurgentes dispararon repetidas veces desde el Museo Histórico Militar en la parroquia “23 de enero” durante la revuelta del 4 de febrero, falleció el día siguiente en el Hospital Militar.

Funcionarios Policiales caídos en cumplimiento del Servicio:

Gerson Gregorio Castañeda, tenía 26 años y era Agente de la DISIP adscrito a la División de Patrullaje Vehicular, muerto en La Casona cuando los Insurgentes atacaban las casas aledañas a la Residencia Presidencial.

Edicto Rafael Cermeño Joves, Agente de la DISIP, muerto en La Casona.

Jesús Rafael Oramas, tenía 30 años y era Agente de la DISIP, adscrito a la División de Patrullaje Motorizado, resulto muerto a balazos en La Casona.

Jesús Aponte Reina, tenía 21 años era Agente de la Policía Municipal de Sucre, falleció al recibir un impacto neto de Mortero cuando los Insurgentes atacaban las residencias aledañas a la Residencia Presidencial de La Casona.

José Aldana, Cabo II de la Policía Metropolitana, muerto a balazos por los Tupamaros en La Cañada, Parroquia “23 de Enero”.

Franklin Alexis Vega, Agente de la Policía de Valencia, Estado Carabobo.

Wilmer Díaz, Agente de la Policía de Valencia, Estado Carabobo.

Efectivos Militares que cayeron luchando por la Patria y por la Libertad:

Deivis Peña Juárez, Cabo Segundo de la Guardia Nacional.
Elio José Gamboa, Cabo Segundo, Guardia de Honor.
Miguel Escalona Arriechi, Guardia de Honor.
Jesús Alberto González, Guardia de Honor.
Julio Peña Labrador, Guardia de Honor.
Jesús Santiago, Capitán (Ej).
Fernando Cabrera, Subteniente (Ej).
Pablo Linares, Sargento Técnico (Arv)
Celso González, AT de la Aviación.
José Salas Ramírez, Distinguido (Ej).
José Ramón Noguera, Soldado (Ej).
José Nieves, soldado (Ej).
Jesús G., Rodríguez, Distinguido (Ej).
Luis García, Distinguido (Ej).
Guerras Montes de Oca, soldado (Ej).
Hernández Herrera, Soldado (AV)
César Castillo, Soldado (Ej).
Wilmer Molina, Soldado (Ej).
Dos soldados desconocidos del Ejército.

Nota: Esta lista me fue entregada por un funcionario de la DISIP de esa época, el autor de la misma, para quien es su deseo no dar a conocer su nombre. Me pidió que siempre que la publicara dejara constancia que la realizó en honor de los caídos, algunos de ellos sus compañeros escribió Martha Colmenares en publicación de Informe 21.


La Historia del 4F contada por su autor…

 

Hugo Chávez: Perdón por los hijos…

Cuando pasaron apenas siete años de la rebelión cívico-militar, y Chávez tan solo tenía dos días de haber tomado juramento como Presidente de la República, ante el extinto Congreso, el 4 de febrero de 1999 dijo: “He venido aquí lleno de un inmenso sentimiento, he venido aquí, incluso, delante de todos mis compañeros, mis hermanos de las Fuerzas Armadas Venezolanas, los que están en situación de actividad, los que están en situación de retiro. Esa gran familia a la que ingresamos igual que yo, todos los muchachos del 4 de febrero y del 27 de noviembre, hemos venido aquí y yo recojo el sentimiento de todos, y lo primero que me sale del alma en este sitio (…), Lo primero que me sale de lo más profundo del alma, hermanos, es pedir perdón (…). Perdón por los dolores, perdón por lo que quedó atrás, perdón por las ausencias, por los hijos, por el alma, pero ustedes saben en el fondo del fondo, que alguien tenía que hacerlo y nos tocó a nosotros hacerlo; pero sin embargo, perdón”.

Durante el acto de las Fuerzas Armadas por su ascensión a la Primera Magistratura, en donde recordó a los caídos el cuatro de febrero de 1992, también dijo: “Los llamo a todos, todos, hasta a mis enemigos, los que dijeron que yo era de todo y siguen diciéndolo. Los llamo a que depongan actitudes retrógradas y miremos el futuro (…). ¡Yo no tengo marcha atrás! ¡Adelante va la revolución social, económica y política y moral que empujaremos en Venezuela! No hay marcha atrás, señores. Nunca habrá marcha atrás”.

Valió la pena

En el 2000, el líder expresó que los sacrificios de aquel día valieron la pena. “Después de 8 años de aquella fecha, de aquellos hechos, yo no tengo la menor duda en decirlo (…) después de mirar el camino andado de los últimos 8 años, yo digo: valió la pena”.

“Claro que valió la pena, tomar un fusil y salir a la medianoche a buscar un camino. No había otra alternativa, no teníamos otra salida. Vean los resultados, preguntémonos todos, esa pregunta que es muy popular: ¿qué pasaría en Venezuela hoy si no hubiese ocurrido el cuatro de febrero de 1992? Yo tengo una hipótesis, yo tengo una creencia: si no hubiese ocurrido la rebelión militar, popular, apoyada por el pueblo del cuatro de febrero, yo creo que aquí Venezuela hubiese entrado en una guerra civil hace varios años, porque no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo resista. Gracias a Dios ocurrió el cuatro de febrero y evitó tragedias mucho mayores a nuestro pueblo”, expresó desde la Plaza Bolívar de Caracas, en un acto realizado para conmemorar esa fecha.

En esa oportunidad, dijo que “por primera vez hay aquí en Venezuela un Gobierno verdaderamente soberano que toma las decisiones en función de lo que así creemos; por primera vez en mucho tiempo hay un Gobierno que no responde a mandatos de centro de poder alguno en ninguna parte del mundo, llámese como se llame, por primera vez hay aquí un Gobierno de pie que le dice al mundo: “nosotros respetamos al mundo y el mundo está obligado a respetar a Venezuela y a su pueblo”.

Manifestó: “Tengo la más profunda convicción que nosotros pasaremos por encima de todas las dificultades que aparezcan en la marcha, porque nos mueve un amor muy grande, porque lo que nos mueve es sublime, lo que nos mueve es la vida misma, es el amor, profundo amor y eso no se detiene muy fácilmente”.

Agregó que “el 4 de febrero, hace 8 años, nosotros traíamos humildemente un proyecto ya más o menos elaborado. La consigna fundamental del 4 de febrero era Asamblea Constituyente Bolivariana y Revolucionaria, plenipotenciaria y soberana. Esa era la consigna central del 4 de febrero de 1992. Fíjense, apenas un año después lo que ha pasado, lo cual indica que el proceso no ha perdido su esencia, que el proceso se ha consustanciado con la realidad nacional, con la esencia popular. En apenas un año la gente tiende a no creerlo, la gente por allá de Europa, de los Estados Unidos, de esos mundos lejanos del Asia, cuando leen lo que en Venezuela ha pasado el último año, lo primero que dicen es: “esto no puede ser, increíble”. Yo les digo: “Increíble, pero cierto”. @venprensa Con Información de, La Radio del Sur, AVN, Informe 21, Wikipedia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *